El 2020 nos demostró la gran importancia que tiene la investigación científica en ciencias de la vida en cualquier país del mundo. Todas las investigaciones previas generadas desde la industria o academia, fueron el soporte fundamental para avanzar en el diagnóstico, prevención y tratamiento del Covid-19, que a 2021 nos han permitido disminuir el número de muertos. Entonces, desde que el mundo hizo “una pausa”, nuestro estilo de vida cambió y se estimularon tendencias que venían en auge como la protección del medio ambiente y el crecimiento del mundo digital.

NEBinspired_EarthDay21_WastewaterPlantInterior

Tomada de www.neb.com

Muchos identificamos en nuestro entorno, el daño que irresponsablemente hemos venido causando al medio ambiente, los animales y la naturaleza per se, nos revelaron que hemos invadido y contaminado su espacio en el mundo. En el área de la salud, nos llenamos con material de desecho contaminado, y en los laboratorios en dónde las investigaciones no se detuvieron y por el contrario el volumen de trabajo aumentó, el volumen de desechos también. Esto nos lleva a formularnos una pregunta, ¿Desde la investigación científica cómo podemos generar un menor impacto medio ambiental?       

Partimos del hecho, que previamente cada proyecto, debe ser analizado responsablemente desde los efectos positivos o negativos que las actividades propuestas tendrán sobre el medio natural y la salud humana en el corto, mediano y largo plazo. Además, los proyectos de investigación científica sobre diversidad biológica que involucren actividades de colecta, captura, caza, pesca, manipulación del recurso biológico, su movilización en el territorio nacional y/o la introducción de especies exóticas, según el Decreto 309 de 2000 expedido por el Ministerio del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, deben solicitar permiso de las autoridades ambientales correspondientes. Pero, ¿son estas medidas suficientes para proteger el medio ambiente? 

Tomada de www.neb.com

En la tarea de plantear soluciones para que la investigación científica genere menor impacto ambiental, nos encontramos con empresas como New England Biolabs (NEB) gran referente en este propósito, NEB se han comprometido a
minimizar el impacto ambiental de sus operaciones, con el objetivo de dejar al
mundo un planeta más verde, más azul y más saludable. 

El primero y más visible de estos pasos fue la construcción en el nuevo campus del edificio principal de laboratorio que tiene certificación LEED® (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental) y fue diseñado para hacer un uso eficiente de la luz externa. El segundo paso fue la planta de recuperación de agua Solar Aquatics® que trata y limpia las aguas residuales del campus, haciéndola adecuada para su reutilización o recarga de aguas subterráneas. 

Conscientes de que los pequeños cambios suman, NEB hace más de 30 años hizo su primer cambio hacia un planeta más saludable, cuando inició el primer programa de reciclaje de cajas de envío, que desvía el cartón y el poliestireno de los vertederos. El catálogo y la referencia técnica de NEB están impresos en Forest Stewardship Council ®(FSC), con un 30% de papel reciclado, el catálogo NEB es también el primer catálogo certificado CarbonNeutral® producido en los Estados Unidos. Todas las publicaciones, incluidos los manuales, las tarjetas de presentación y los materiales de marketing, se imprimen en papel reciclado. NEB en asociación con TemperPack® produjeron ClimaCell ® una caja en papel que puede mantener las condiciones de envío en frio requeridas durante la entrega del producto, que reemplaza el Poliestireno expandido[1].

Todas estas estrategias implementadas por NEB, nos acercan a la idea de economía sostenible; sin embargo, aterricemos estas ideas a nuestra realidad como país tercermundista y al trabajo en laboratorios pequeños. Para iniciar es importante identificar ¿Cuál es el bien natural que más contamina o usa en sus procesos? y/o ¿En qué punto se genera la mayor carga de desechos? Conociendo sus respuestas, ¿Qué cambios está dispuesto a hacer para mitigar su impacto en el medio ambiente?

Cuéntanos tus respuestas en Twitter con el #MáscienciaMenoscontaminación y #SomosISLA

 

Escrito por:

 

Angela Mosquera cPhD

Director Científico

Suministros Clínicos ISLA SAS 

[1] New England Biolabs. (s. f.). Environmental Commitment | NEB. Recuperado 23 de junio de 2021, de https://international.neb.com/about-neb/environmental-commitment.

¿Quieres conocer más sobre los productos de NEW ENGLAND BIOLABS?

Te invitamos a visitar  https://www.islasas.com/new-england-biolabs/

 

Somos representantes exclusivos de la marca en Colombia.